20 diciembre 2005

Waterworld: hielillos a la mar

En 1995 Kevin Costner, dirigido por su amigo y tocayo Kevin Reynolds, obtenía un semiéxito/semifracaso con la ambiciosa y carísima Waterworld. La premisa del film era que el deshielo provocado por el cambio climático elevaba el nivel del mar hasta sumergir toda la tierra firme.

El calentamiento global se produce por la quema de los llamados combustibles fósiles (carbón, petróleo o cualquier otro de origen orgánico); la combustión produce CO2, un gas que al parecer impide que el calor del sol que entra en la Tierra pueda salir de nuevo al espacio exterior, recalentando el planeta igual que el cristal de un invernadero (de ahí lo de llamarlo efecto idem).

En los diez años que han pasado desde Waterworld, el cambio climático se ve como una amenaza cada vez más próxima; no obstante, la exageración de la película es evidente, puesto que la cantidad de hielo que existe en el planeta no es ni mucho menos suficiente para cubrir la tierra. Los científicos calculan que la fusión de todo el hielo de los casquetes polares "solamente" podría elevar el nivel del mar hasta unos 70 metros, es decir que ciudades como Madrid y otras muchas no se enterarían, la mayor parte de la tierra seguiría igual de seca.

Eso no quiere decir que el calentamiento global y el deshielo no supongan un riesgo muy a tener en cuenta. El hielo fundido es agua dulce y traería una bajada del nivel de sal en el mar que podría suponer cataclismos importantes en la vida marina. Pero eso sería casi lo de menos comparado con las alteraciones climáticas que supone un planeta más caliente con un océano más frío.

Este último es el punto más peligroso porque es sencillamente imposible calcular sus consecuencias. El clima no se rige por leyes conocidas sino que es caótico (y más adelante hablaremos más largo y tendido sobre la teoría del caos), con lo cual no se puede predecir lo que ocurrirá ni hay forma de prevenirlo. Todos los huracanes y cataclismos naturales que estamos padeciendo ultimamente en lugares donde este tipo de fenómenos eran inéditos nos dan un "pequeño" aviso de lo que podría ocurrir. Aunque no vayamos a acabar todos con branquias como en Waterworld, mejor tomárselo en serio.

3 comentarios:

Pato dijo...

Señor nogallan:

¿Vive usted en un uso horario extranjero o más bien en un USA horario?

Pato dijo...

Lo digo porque yo no publiqué mi comentario a las 10:43 AM, sino a las 19:43.

jalop dijo...

Es cierto, no cambié el huso horario que Blogger utiliza por defecto, que es el de Los Angeles. Ahora el blgo ya está mas "españolizado". Saludos