16 octubre 2007

Hace un millón de años y 2001: tecnología prehistórica

Hace un millón de años es el título de una serie B de importante éxito de taquilla en los años 60 que convirtió en estrella y sex-symbol a Raquel Welch. Se trataba de una especie de peplum que se remontaba mucho más atrás en el tiempo y cambiaba la antigüedad clásica por la edad de piedra. La verosimilitud científica no era precisamente la mayor preocupación de sus guionistas, que mostraban alegremente a seres humanos luchando con dinosaurios, unas especies separadas por 65 millones de años.

Retrocediendo un millón de años en el tiempo la primera duda que surge es la de si podemos llamar humanos a los antepasados nuestros que poblaban la Tierra en ese momento. Nuestra especie, el homo sapiens sapiens tiene aproximadamente 250.000 años de antigüedad según los antropólogos mientras que el género homo se distingue del resto de los primates desde hace unos dos millones. Entre esas dos fechas es complicado marcar el momento en el que la inteligencia de los homínidos se hace lo suficientemente compleja para considerarlos seres racionales. 2001 una odisea del espacio, de la que ya hablamos en una de las primeras entradas del blog, abordaba en su parte inicial este momento del origen del hombre, asociando la condición de humano al uso de herramientas. La famosa elipsis de cientos de miles de años entre el hueso que vuela por el aire y la nave espacial que surca el espacio es acertada en el sentido de que tanto una cosa como la otra son tecnología, de la más primitiva a la más avanzada. No obstante, los científicos se han encontrado con que la capacidad de transformar los recursos naturales en herramientas no es exclusiva de los humanos. Otras especies de primates, especialmente los chimpances, son capaces de emplear utensilios, generalmente para alimentarse, e incluso de crearlos a partir de ramas, piedras y demás elementos de su medio natural. Por lo tanto no es correcta la asociación de la película entre historia del hombre e historia de la tecnología, puesto que esta última nos precede.

Otro aspecto muy enigmático del origen de nuestra especie es que no seamos los únicos seres racionales que hayan existido. Aunque se trate de un aspecto discutido y controvertido, en parte porque representa un fuerte golpe al concepto tradicional del humano como especie única y singular, el famoso hombre de Neanderthal parece haber sido una especie diferente al homo sapiens que convivió con éste y que se extinguió por razones desconocidas. Así pues nuestros antepasados podían ver vida inteligente a su alrededor distinta de ellos mismos y sin tener que soñar con seres extraterrestres. Sería muy interesante saber cómo fue la relación entre las dos especies y si los neanderthalensis fueron conscientes de su extinción, de su particular fin del mundo. Hay científicos que piensan que no desaparecieron sino que su ADN se acabó mezclando con el de los sapiens porque la diferencia entre las especies no era lo suficientemente fuerte como para impedirlo.

Pocas películas se adentran en estos principios de la humanidad por el reto que supone plantear una historia sin más diálogos que unos cuantos gruñidos. Una de las excepciones es En busca del fuego (1982), que trata del viaje de una tribu en busca de una hoguera que no se extinga y que, de forma más verosímil que Hace un millón de años, introduce en la historia animales que sí convivieron con el hombre como mamuts o tigres de dientes de sable; estos últimos poblaron y dominaron al parecer en otros tiempos el territorio que hoy ocupa Madrid.

22 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Muy interesante. Lo que yo había escuchado era la segunda teoría: la de que se habían mezclado el sapiens sapiens con el neanderthalensis y que eso fortaleció darwinianamente la espcie. Es cierto que no hay muchas películas al respecto, pero sí algunos documentales muy buenos.

Con respecto a lo de que el uso de herramientas determine que una especie es inteligente, ¿entra en la ecuación que ese empleo sea aprendido y no instintivo o no necesariamente? Porque, si se pueden considerar los usos de herramientas instintivos, encontramos un montón de ejemplos en insectos, pájaros, castores, etc... y estas criaturas en teoría son mucho menos avanzadas que nosotros.

Dillinger is dead dijo...

Por ahora la teoría de que el sapiens y el neanderthalensis mezclaron sus genes es minoritaria, se tiende a pensar que los neandertales se extinguieron.

Sí claro, la clave es que los chimpancés son capaces de perfeccionar herramientas que ya usan o de empezar a utilizar herramientas nuevas, algo que no está evidentemente al alcance de los insectos. Hasta hace poco se pensaba que sólo los seres humanos eran capaces de crear y aprender a usar nuevas herramientas y supongo que esa es la idea que recoge 2001 cuando asocia el despertar del hombre con el empleo de un hueso como arma. Gracias por el comentario.

Fernando dijo...

Es posible que con los chimpancés se esté repitiendo lo que vivieron los neandhertales con los sapiens, jeje. Una especie que empieza a evolucionar "peligrosamente". Os suena "El planeta de los simios". Esta claro que no así pero la idea principal podría tener algo de real. Esto de cambiar ahora la diferencia entre racional y no racional por lo del manejo de herramientas cuando se descubre que hay especies que lo hacen "cuando no deberían hacerlo" podría ir arrastrándose como defensa ante la evolución de otras especies hasta el punto de que las diferencias sean mínimas. Ya se que esto que estoy diciendo es muy radical, pero... Jope que miedo da empezar a pensar en estas cosas.
Si ya nos viene justo tolerarnos entre los de la misma especie, no te digo lo que podría ser entre especies distintas.

Por cierto soy nuevo lector del blog y ya lo he añadido a mis favoritos.

Dillinger is dead dijo...

Muy interesante tu comentario, Fernando. En efecto, casi todas las fronteras categóricas que se querían imponer entre los humanos y el resto de especies no han aguantado los análisis científicos. Primero se pensó que los humanos éramos los únicos en tener facultad lingüística pero se vio que no, que los animales poseen lenguajes. Lo mismo respecto al uso de herramientas; existe una tecnología animal.

La convivencia entre especies inteligentes al parecer ya se dio en el pasado, con los neanderthales y los sapiens, y hay quien piensa que fue pacífica. Hay intereses en juego a la hora de defender la idea de que el hombre es violento y competitivo "por naturaleza" y no como resultado de jerarquías sociales que no son congénitas a nuestra especie sino algo relativamente nuevo, puesto que durante la mayor parte de su existencia el ser humano ha vivido en sociedades igualitarias. Un tema apasionante, sin duda. Me alegro de que te sumes a los lectores del blog; un saludo.

La navaja en el ojo dijo...

Me parece un poco radical pensar que otra especie evolucione tanto como para ponerse a nuestra altura, sobre todo porque, aunque no se suela plantear, nosotros también podemso seguir evolucionando:

El otro día vi un documental sobre una científica francesa que había descubierto que el hueso esfenoides narra la evolución de los humanos. Aparte de decir cosas como que fueron una serie de cambios repentinos, en lugar de algo más paulatino, en los que el hueso se iba doblando, lo que hacía que fuésemos evolucionando; lo que más me llamó la atención es que dijo que probablemente todavía quedaba un cambio por producirse.

No es que sea algo tan raro, simplemente no nos lo solemos plantear, el antropocentrismo hace que pensemos que, no sólo somos la criatura superior de todas las existentes en el presente, sino también de todas las que podrían existir. Pues eso, decía que el esfenoides se podría doblar todavía más y que la forma del cráneo vovlería a mutar: se abombaría más la parte alta de la cabeza para albergar un cerebro mayor y la mandíbula se reduciría considerablemente.

Si no nos extinguimos antes, llegaría a existir un humano más inteligente. Además, decían que ese ser futuro podría combinar la evolución natural con otra artificial, lo que nos llevaría a tu último artículo sobre la tecnología incrustada en el cuerpo gracias a "pods".

Salva dijo...

Muy buena la entrada y muy interesante la discusión que ha iniciado.

El tema de la evolución humana no deja indiferente a nadie y, ante un tema así, me permito atreverme a comentar algunas cosas.

La necesidad de los seres humanos de diferenciarse de otros, nos ha llevado a compararnos con otras especies en busca de lo que nos hace "mejores" (nunca de lo que nos hace "peores"). Si lo pensamos bien, estos dos conceptos son absurdos puesto que todas las características de las distintas especies surgen como adaptación a su medio en concreto. Todas las especies son "mejores", puesto que son la respuesta a una presión evolutiva en concreto. Pero esto, es un concepto dificil de digerir para nuestro egocentrismo.

La convivencia de los humanos y neandertales se dio durante decenas de miles de años en lo que ahora es Europa. Los humanos entraron por el este al "territorio neandertal" y los fueron desplazando hacia el oeste. Los cruces genéticos entre estas dos especies, como bien decís, es ahora una teoría minoritaria y, si lo hubo, parece que fue en contadas ocasiones (como en un resto infantil encontrado en Portugal, creo) y que no contribuyeron al acervo genético de los humanos actuales.
Lo que sí hubo fue cruce cultural. Los humanos llegaron con una tecnología más avanzada que la que poseían lo neandertales, y, con el tiempo, éstos la "adquirieron". Es un tema sumamente interesante: ¿fue por comercio, por imitación, por coexistencia...?

Otra cosa: Me encantaría conocer el nombre de la investigadora que comenta el esfenoides, "la navaja en el ojo". En mi opinión no creo que haya un salto evolutivo por venir, no existe ninguna presión selectiva en ese sentido (lo que implantaría la mutación en la especie) y cada vez más las poblaciones tienden a no aislarse (otra causa de implantación).

En fin, dejo de daros la brasa. Felicidades por el blog. Me dejaré caer más veces por él, puesto que prometeis una gran dosis de lectura científica amena.

Cuidaos!

Dillinger is dead dijo...

Vaya, hacéis el trabajo por mi con comentarios tan interesantes, espero que los lectores no se limiten a leer el post sino que se fijen en los comentarios también. Supongo que es el pensamiento cristiano (que Dios creo al hombre como especie única) lo que nos hace extraña la idea de otras especies inteligentes; sobre lo de los neanderthales adquiriendo la tecnología de los sapiens, eso seguro que ocurrió y en los dos sentidos, puesto que los humanos hemos adquirido mucha tecnología inspirándonos en la naturaleza y en los animales.

La navaja en el ojo dijo...

Buff, me ha costado un montón, pero lo he encontrado, Salva. Ella se llama Anne Dambricourt-Malassé. Y el documental es "Homo Futurus" u “Homo sapiens - une nouvelle histoire de l’home”. Aquí hay una web donde hablan de él y te lo puedes bajar: http://www.taringa.net/posts/tv-peliculas-series/869063/Homo-Futurus---Espa%C3%B1ol-%5BMG%5D%5BRPC%5D.html

Salva dijo...

Mmmm... En un principio, "dillinger is dead" los restos de utensilios encontrados en los yacimientos apuntan más hacia una adquisición de la tecnología humana por parte de los neandertales y no al revés. Pero, la verdad, nunca me había planteado la inversa de ésto. Surgen nuevas posibilidades. Por ejemplo: ¿Os imaginais que los humanos hubieran adquirido la "moda" de los neandertales? Al fin y al cabo, los neandertales llevaban milenios en un clima frío abrigados con un concepto nuevo: "la ropa". Puestos a especular, podría ser que la ropa la adquiriesen los humanos de copiar a los neandertales y de eso no quedaría constancia (salvo algunas agujas de coser de las que sí se han encontrado restos). Divago.

Muchas gracias "la navaja en el ojo" por el link y la información sobre la paleontóloga. Me lo veré. Y tanto que lo miraré. Pero me quedo con un comentario de Taringa que me ha erizado el pelo de la nuca: "polemica paleontologa francesa, que habla de una “historia interna”, un imperativo evolutivo que tenemos dentro y que nos hace evolucionar hacia algo preconcebido". Muy bien me lo va a tener que explicar la buena señora para que no me suene a Lamarckismo o, peor, a diseño inteligente.

La navaja en el ojo dijo...

Esta mujer tenía a muchos científicos en su contra porque a ellos les parecía antievolucionista. Pero, según lo contaban en el documental, no era así en absoluto. A lo mejor lo disimularon, pero a mí me sonó que lo que ella decía encajaba perfectamente en la teoría de la evolución, sólo que hablaba de saltos evolutivos. Ésa es la parte que más me confundió porque supongo que el esfenoides no cambia de una generación a otra, que lo hará poco a poco, durante decenas o cientos de años. A lo mejor la única diferencia con respecto a una evolución más paulatina es que durante mucho tiempo se mantiene con ese cambio grande que ha pegado y no cambia hasta que vuelve a darse un salto. Pero no creo que choque con la evolución.

Dillinger is dead dijo...

No sé si tiene que ver con lo que estáis diciendo o si estoy mezclando cosas, pero he oido con anterioridad que algunos científicos evolucionistas sospechan que los cambios evolutivos se producen mucho más rápido de lo que se pensaba, que se trata de mutaciones no tan pequeñas que se expanden muy rápido cuando producen una mayor adaptación al medio. En principio suena parecido a lo que dice esta francesa de la que hablais.

La navaja en el ojo dijo...

Supongo que es la misma teoría o parecida porque otra cosa de las que decían es que esos seres o animales o como queramos llamarlos, evolucionaban a la par en todo el planeta. Es decir, que, como dices, una vez se ha dado ese salto evolutivo, probablemente gracias a su mejor adaptación, en efecto, se expanden por todos los continentes. Y el anterior se extingue rápido. O algo así.

Por cierto, aquí decían que el neanderthal se extinguió, coincidiendo con lo que dijiste de que es la teoría más extendida.

Salva dijo...

Buf. Creo que estamos mezclando términos. Lo que decís es bien cierto, hace tiempo hubo una gran polémica entre los evolucionistas que defendían una evolución progresiva y los que defendían la teoría del "equilibrio puntuado" (defendida, entre otros por Stephen Jay Gould). En esta teoría se afirmaba que la evolución se daba a "saltos", es decir que las especies se mantenían más o menos estables hasta que daban un brinco evolutivo. Así se explicarían las evidentes ausencias de "eslabones perdidos" entre especies que se observa en el registro fósil (o sea, o el fósil es de una especie o de la siguiente, casi nunca aparecen estados intermedios...)

Como suele pasar con las teorías enfrentadas, ambas tenían razón. Lo que se ha visto es que se pueden ir acumulando mutaciones "paulatinamente" y éstas pueden dar lugar a cambios progresivos (lo que todos nos podemos imaginar) o bruscos. Pongo dos ejemplos:

a) Imaginaos que se duplica un gen. Ahora tenemos dos copias que hacen lo mismo. Una de ellas puede ir acumulando mutaciones sin que se note (porque tenemos otra copia que sí funciona), hasta que la mutada adquiere otra función, y entonces sí se vé.

b) Los casos más espectaculares se han dado con los genes Hox. Estos genes le dicen al embrión donde debe "partir" el cuerpo. En el casos de los mamíferos, cuántas vértebras tendremos y donde irán piernas y brazos. Pues bien, pequeños cambios en los Hox pueden hacer que aparezcan más vértebras o que los brazos aparezcan más arriba o más abajo.

Os recomiendo el libro de Javier Sampedro: "Deconstruyendo a Darwin".

En cualquiera de los casos, la evolución no ha seguido ningún "patrón" ni pretende llegar a ninguna meta. Las mutaciones aparecen por azar y, si acaban imponiéndose al resto de variantes es, bien por selección, bien por aislamiento genético y expansión, bien por deriva genética. Y ninguno de los casos se aplica a las poblaciones humanas modernas.

Todo este rollo para decir que, aunque esta señora se base en el equilibrio puntuado para defender la "evolucionabilidad" de su teoría, eso no quiere decir que tenga más peso.

Buf... siento todo esta rallada

Pope dijo...

Hace poco leí "La radio de Darwin", una novela que va sobre este mismo tema. Me gustó bastante, aunque la verdad no sé de biología ni de antropología lo suficiente como para valorar hasta que punto sus especulaciones son consistentes.

Un saludo a todos y enhorabuena por el blog.

La navaja en el ojo dijo...

A lo mejor Dambricourt sí que es de la teoría del diseño inteligente, pero a mí no me lo pareció. Existe la posibilidad de que todo eso estuviese disimulado en el documental porque hay una parte que te la escatiman. Pero con lo que había, no cabían esas sospechas. La frase que extraes de la web quizá es de alguien que conoce mejor las teorías de esta mujer.

En ningún momento pensé que lo que ella decía respondiese a ningún fin ni a ningún propósito, sino a la adaptación al medio, como cualquier otro cambio evolutivo anterior. Yo creo que aquí será como en todo. Una persona religiosa pensará que si consigue algo que sueña (el trabajo de su vida, por ejemplo) habrá intervenido su dios y le habrá ayudado. Una persona agnóstica o atea pensará que ha sido porque tenía que ser o casualidad o cualquier otra razón.

Lo mismo diría con estas explicaciones científicas. Como para mí dios no entra en la ecuación, no cabe en mis esquemas, pues ni me lo planteo, escucho esas teorías y no planteo que puedan estar justificadas por nadad de eso. Quien sí crea en alguna divinidad, podrá pensar que todo eso mismo que yo achacaría al azar, en realidad tiene un propósito.

Pero dicho todo esto, quizá Dambricourt sí es creyente y simplemente ahí lo habían disimulado.

Salva dijo...

Tienes razón "la navaja en el ojo". No creo que Dambricourt disimule su "fe" en esta teoría. Como bien dices, fe y ciencia son cosas distintas, no se pueden ni mezclar ni enfrentar, ni "disimularse" unas a otras.

De hecho mi apuesta personal es que es lamarckista-egocentrista y cree en la determinación de las formas evolutivas, es decir, cree que todo nos dirige a un lugar, curiosamente nosotros o una versión 2.0 de nosotros mismos. Es ese determinismo hacia algo mejor causado por un agente interno (llamado esfenoides en este caso) el que no me gusta. La variación es interna. La evolución se da gracias a factores externos.

Mauricio dijo...

Buenas tardes:

Mi comentario es más bien prosaico, dada la altura de los comentarios que se vierten aquí, y que ni puedo intentar hacerlos por el simple hecho de que no poseo tantos conocimientos científicos como para tales

Cuando vi esta peli, hace como 25 años ya, lo primero que pensé es que si hace un millón de años existía una chica como Raquel Welch, entonces la evolución era una mentira xDDDD

Bueno, disculpen el chascarrillo, pero era lo que me hizo recordar el post mientras lo leía.

Muy buen blog, te empecé a leer hace unos días y la verdad que me encantó :)

Saludos

Dillinger is dead dijo...

Buena reflexión :-)

Gracias por el comentario, espero seguir viéndote por aquí. Un saludo.

Albert Thomas dijo...

The function of a Mechanical Engineering is to take an item from a concept to the market.The mechanical engineer searching’s for to obtain certain abilitiesonline Mechanical Engineering writing service

Terry Bogard dijo...

Our website is No. 1 in C/C++ Assignment Help and C/C++ Project Help. You can also hire us for C++ Projects Assistance. CHelpOnline.com is the Number 1 C/C++ Help Site in C Assignment Help niche.C++ Homework Help

Suzzane Joanna dijo...

Our website is No. 1 in Essay Writing and Custom Essay Help. You can also hire us for essay writing, article writing and essay help.Custom Essay Help

Kiley Muller dijo...

Our website is No. 1 in Marketing Research Project Help, Marketing Research Assignment Help & Homework Help.Marketing Research Assignments Help