29 octubre 2007

eXistenZ: ¿qué fue de la realidad virtual?

La historia de los fracasos de la tecnología puede ser tan instructiva como la de sus éxitos. A todos nos suena familiar haber oído hablar de alguna innovación que supuestamente iba a cambiar nuestra vida y que todo el mundo olvidó en unos pocos años. En mi opinión (que nadie tiene por qué compartir) el mayor fracaso de la tecnología en el siglo XX, comparando las expectativas surgidas con los resultados finales, fue la energía nuclear. Otro fiasquillo menos sonado fue el Laser Disc, que hoy nadie recordará ni mucho menos planteará como posible alternativa al arrasador DVD; y creo que se podría añadir a la lista una forma de ocio que hace unos quince años, justo antes del boom de Internet, se anunciaba a bombo y platillo: la realidad virtual. Los medios de comunicación nos vendían en los primeros años 90 la imagen de gente provista de guantes y gafas que les permitían vivir fantasías y habitar mundos virtuales . El cine le sacó partido en una serie B basada en un relato de Stephen King, El cortador de césped, y también se jugaba con esa idea en la famosísima Matrix, en la que toda la humanidad estaba viviendo una existencia virtual mientras permanecía en estado vegetativo.

Tal vez este tipo de realidad virtual llegue a desarrollarse en el futuro, pero en todo caso por ahora lo está haciendo a una velocidad mucho más lenta de lo que nos habían dicho. La razón es muy sencilla: se trata de una tecnología muy cara en comparación con otra realidad virtual a la que algunos llaman no inmersiva, porque no necesita cascos, gafas ni trajes, y que no es otra que Internet. Ahora mismo está usted leyendo un cuaderno virtual y a continuación navegará por una comunidad virtual, es decir, un portal de Internet, o se meterá en un chat lleno de habitaciones virtuales. Es posible que, cuando esta realidad virtual "light" deje de ser una novedad, la evolución lógica camine hacia una tecnología cada vez más envolvente y aislante de la realidad (¿o deberíamos decir de la otra realidad?). El caso más extremo lo planteaba eXistenZ, un film de David Cronenberg de 1999, que junto con mi película favorita, Videodrome (1983), del mismo autor, constituye un ambiguo, complejo y más que interesante díptico sobre la relación entre tecnología y sociedad. eXistenZ hablaba de un juego virtual al que había que conectarse físicamente, es decir, el hardware se introducía en el organismo de los participantes a través de un biopuerto; el jugador no sólo podía interactuar con elementos virtuales sino también con los otros participantes, toda una evolución de los foros, comunidades y juegos on line que existen ahora. El tiempo dirá si eXistenZ, película que todo interesado en la tecnología debería ver, es una obra visionaria o no; hasta el momento Virtual boy, un intento de realidad virtual envolvente desarrollado hace años por Nintendo, fue un fracaso comercial, pero eso no quiere decir que la idea no pueda ser actualizada y recuperada en el futuro.

15 comentarios:

Hari dijo...

No comparto tu idea acerca de la energía nuclear como el mayor fiasco tecnológico del s. XX. De hecho creo que ha sido el impulsor de la última era industrial antes del auge del ecologismo en el primer mundo.

Es más, parece que puede haber un relanzamiento. La UE está pidiendo a gritos desde Bruselas que se hagan más centrales. Francia (cuya fuente de energía eléctrica mayoritaria es la que procede de centrales nucleares) está encantada y Angela Merkel parece más que dispuesta a agradar a sus vecinos franceses con tal de promover la competencia contra el competidor natural de Europa: EE.UU., cuya energía viene más de centrales térmicas que producen CO2.

El 'inventor' de Gaia, Lovelock, está clamando porque se hagan centrales nucleares y la agencia española de energía atómica ha aprovechado la coyuntura y parece que en breve se harán algunas centrales nucleares más (con el permiso de verdes e I.U. y tras una campaña que creo que veremos en TV y prensa dentro de no mucho; no ahora, ciertamente, pues dentro de nada tenemos elecciones generales y ningún partido quiere cargar con ese muerto). He comentado multitud de noticias acerca de esto en mi blog de ciencia ficción (parece que no tiene que ver con la realidad o que no es 'serio' decirlo así, pero tú y yo sabemos que la realidad a veces supera a la ficción).

En definitiva, no veo a la energía nuclear tan fracasada como la ves tú.

Enhorabuena por el blog, que sigo desde hace más de un año aunque no suela participar en él. Me entretiene (y enseña) muchísimo.

Saludos

Dillinger is dead dijo...

Muy interesante y documentada tu opinión. Los éxitos y los fracasos son relativos, la energía nuclear me parece un fracaso a gran escala porque en teoría iba a convertirse en la principal fuente de energía en todo el mundo e iba a acabar con las centrales térmicas tradicionales que, como apuntas, son muy contaminantes y emiten CO2, pero desde luego no ha sido así. La energía nuclear es en principio mucho más "limpia", el problema, como bien sabes, es la peligrosidad de los residuos radiactivos y el problema de cómo almacenarlos. Sea justificado o no (que conste que al decir que es un fracaso no quiero decir que sea un fracaso merecido), el caso es que la energía nuclear ha cogido una muy mala prensa que hace muy difícil que algún día se lleguen a cumplir los vaticinios que la consideraban la energía del futuro. Veo muy difícil que algún partido político se arriesgue a aprobar la creación de más centrales, sobre todo en estos tiempos de campaña electoral continua. Muchas gracias por el comentario.

La navaja en el ojo dijo...

Desafío total sería otra.

Yo creo que eXistenz sí que fue visionaria, pero en una tontería que no tiene que ver con el contenido, sino con la terminología: allí hablaban de "pods" para definir los chismes que se insertaban en el cuerpo para así viajar a existencias alternativas. Hoy en día, el iPod es una cosa extendidísima y hasta tiene variantes como nanopod, con la misma terminación.

Pope dijo...

Yo no creo que la Realidad Virtual sea tanto un fracaso como una tecnología todavía en desarrollo.

Las famosas gafas se comercializan, cada vez más ligeras y baratas y el resto de la parafernalia (guantes y demás) sigue siendo muy aparatosa para comercializarla orientada al gran público, pero no ha dejado de desarrollarse. Cualquier día nos dan una sorpresa....

Lo que para mí es el auténtico fiasco, en ese sentido de promesas no cumplidas son los viajes espaciales. Allá por los años 50 todo el mundo (no sólo en las novelas de ciencia ficción, sino los científicos menos fantasiosos) estaba convencido de que a estas alturas, digamos en el año 2000, iba a haber gente viviendo en la Luna y en Marte. Como decían en "El ala oeste" ¡Nos engañaron!

Dillinger is dead dijo...

Es cierto que en el siglo XIX la gente pensaba que la Luna tenía sus propios habitantes, los selenitas, y Marte sus marcianos; más tarde, durante la guerra fría, se desarrolló la carrera espacial y parecía que los viajes al espacio iban a ser el pan nuestro de cada día; como ya no sirve para propaganda política, la carrera espacial está muy olvidada hoy en día. No obstante, el turismo espacial podria convertirse en una realidad de aquí a unos años; podría ser que el turismo reemplace a la política y la defensa como el motor de la investigación espacial en el futuro.

Sobre la realidad virtual estoy de acuerdo, no creo que haya desaparecido sino que va más lento de lo que se pensaba. Un saludo.

Fernando dijo...

En lo de la energía nuclear si que es verdad que viendo algunas series sesenteras hoy deberíamos ir en coches nucleares y tener nuestro reactor personal en casa, pero.
Yo alguna vez, pasando a lo de la realidad virtual, jugando a algún simulador de coches he pensado que llegará algún día en que surja un piloto de fórmula 1 que provenga de los simuladores en vez de las copas inferiores, jeje. De hecho creo que algunos de los mejores jugadores de poker actuales han pasado más horas frente a un ordenador que en casinos y similares. No es que quiera comparar la fórmula 1 con el poker, pero es que con tanta medida de seguridad que se va implantando todo llegará, jeje.
Alguna vez me he imaginado a un tipo levantándose a las seis de la tarde, fumarse un pitillo, enfundarse en un traje lleno de sensores, entrar en la habitación de al lado, conectarse a una superpantalla y tachán tener a más de 30 millones de espectadores en sus casas esperandole para ver el duelo con su máximo rival en la final del virtuatenis 2040...

Davigochi dijo...

Había otra película que también trataba la misma temática que comentas y se llama "Brayscan, el videojuego" (o Brayscan a secas no recuerdo).

Trata sobre un chico que juega a un videojuego en el que mediante realidad virtual se transforma en un asesino en serie, es muy muy recomendable de ver.

Un saludo

Dillinger is dead dijo...

No había oído hablar de ella, gracias por la recomendación. Un saludo.

Ficcionario dijo...

Si no recuerdo mal Avalon tambien iba de un juego y realidad virtual.

En cuanto a las fechas, nunca han sido el fuerte de la ciencia ficcion.

Y el mayor fiasco es la utopia de "el trabajo pa los robots".

Geomod dijo...

Pues a decir verdad me parece que el virtual boy fracaso aparte de todo por que parecia que era mas rapido desarrollar cancer ocular jugandolo que implantandote tu propio tumor.

jajaja, muy buen blog y espero que sigas asi

Anónimo dijo...

que tal amigos, yo quiero preguntar si alguien recuerda tambien una pelicula por ahi del '86, no se porque mi mente se empeña en llamarla "Proyecto Armstrong" que no creo que se llamase asi puesto que he buscado por ese nombre y no la he encontrado, era de un aparato que conectaban en la cabeza para grabar experiencias reales, que despues eran reproducidas en distintas personas que vivian esas experiencias, de los detalles que recuerdo que son varios, es que un niño se lo pone y casi muere por que la experiencia que vivio era de una tortura, otra que una persona mayor murio de infarto porque estaba sintiendo una experiencia sexual y la ultima, grabaron una muerte y cuando alguien vio esa expriencia vio el viaje al mas alla de la persona.
muy viajada pero me gusto mucho, era muy joven en ese entonces, gracias y saludos.
perroton@hotmail.com

Dillinger is dead dijo...

La película de la que hablas se llama Proyecto Brainstorm. Yo también era muy crio cuando salió, recuerdo verla en el videoclub pero no estoy seguro de si la llegué a alquilar o no.

Aquí tienes un enlace con información sobre la peli:

http://www.filmaffinity.com/es/film582437.html

Anónimo dijo...

hombre!, no sabes como te agradezco que le des paz a una inquietud que tenia desde hace como 6 años, de pronto un dia me acorde de ella, y hasta ahora que la encuentro, la voy a tratar de descargar para volverla a disfrutar, ahora despues de tanto cover como el de "dias extraños", ya hasta sentia que solo yo la habia visto, puesto que no habia visto ni un foro donde este comentada, despues de este y el link que me has pasado.
muchisimas gracias.

RICARDO dijo...

La biopuerta a la que te refieres en eXistenZ es un agujero en la columna vertebral para conectar la videoconsola futurista; que es un realidad un bicho viviente, (quizás eso significaba que en el futuro se inventarian las PC con componentes biologicos)

Ay algo curioso en la pelicula, pese a ser de 1999 y tener a Jude Law, tiene aspecto visual de cualquier film de los años ochentas

estufa dijo...

Buenas.
Yo lo que creo es que con esto de la realidad virtual vieron que como saliera en plan casero no iba a haber un niño por la calle.
Si sin gafas ni guantes ya estamos pillados todos con los ordenadores y los aparatitos, no quiero ni imaginar qué sería de nosotros (niños y adultos) si llegando a casa nos enfundáramos en un traje y hale, a vivir vidas alternativas perfectas.
Lo que bien pensado, y teniendo en cuenta lo que las grandes empresas suelen preocuparse por la salud de los consumidores, más bien creo que saben que si entra la Realidad Virtual en las casas, se acabó el cine, la tele, las motos, las discotecas, incluso el turismo de ocio y un largo etc de las opciones de ocio actuales tanto para jóvenes como para más mayores.
Todo o gran parte del negocio del ocio se tendría que centrar en crear videojuegos con lo que eso conlleva.
Además, tenían que frenar eso para poder vender primero una evolución en los videojuegos 'tradicionales' de los de tele y mando.
Vaya, que opino que lo van entregando poco a poco. Ahora la Wii con un mando infrarrojo, luego el Wifit donde ya se capta más movimiento, luego serán los guantes, las gafas, luego el tacto, los olores, etc etc...
Yo hace bastantes años (diría que unos 20) ya había jugado en salones recreativos con gafas virtuales y tal y era alucinante. Y pum, de repente desaparecieron de los salones y de todos lados. Como decís, hicieron algunas peliculas donde lo pintaban en plan futurista para que lo vieramos más lejano en el tiempo y se acabó.
Yo creo que aquí hay gato encerrado, como siempre.
Un saludo.