02 diciembre 2006

Waxwork: cera y agujeros negros

Me he sorprendido al encontrar por la red referencias a una película de serie B de los años 80, Waxwork, que a veces aparece con el nombre español de Waxwork museo de cera, y a veces con el de Waxwork el secreto de los agujeros negros (tal vez sea su título en otros países de habla hispana). Naturalmente este segundo título fue el que me llamó la atención; sin embargo las reseñas que aparecen por ahí de la peli hablan de una historia de terror de adolescentes encerrados en un museo de cera; como podíamos imaginar, serán asesinados para pasar a formar parte de las estatuas que representan crímenes. El caso es que no hay ni la menor mención a los agujeros negros, así que si algún lector la ha visto se agradece cualquier información que explique por qué se le dio ese título.

Pero entremos en materia sobre un tema del que todo el mundo ha oído hablar pero tal vez muchos no tengan muy claro en que consiste. Cuando comentamos Contact, explicamos como se generaba un pulsar. Una estrella, como el Sol, se mantiene "viva" porque en ella se está produciendo constantemente una reacción de fusión nuclear: el hidrógeno, que es el átomo más sencillo, formado por un solo protón y un electrón, se funde con otro átomo de hidrógeno generando helio (cuyo nombre viene precisamente del griego helios, sol). Esta reacción es muy energética, tanto que la luz y el calor que produce llega hasta nosotros y permite la vida en la Tierra. La fuerza que genera esta explosión nuclear continua que tiene lugar en el Sol contrarresta la atracción gravitatoria que, de otra forma, haría que la estrella se colapsara sobre sí misma.

Cuando este combustible nuclear se agota, porque todo el hidrógeno se ha fundido ya en helio, nada puede evitar la contracción debida a la gravedad: la estrella implota reduciendo su volumen espectacularmente dando lugar a una supernova. Dependiendo de cuanto se reduzca su radio, puede transformarse en una enana blanca, en un pulsar, o en el caso más extremo, en un agujero negro. El agujero negro alberga una masa enorme en un volumen diminuto; su densidad es tan alta que la gravedad evita que cualquier cosa que caiga dentro de él pueda salir nunca más (de ahí lo de agujero), incluso la luz (de ahí lo de negro).

Según la famosa Teoría General de la Relatividad de Einstein, un punto de tal densidad en el espacio constituiría una singularidad, es decir, un lugar donde las leyes de la naturaleza tal como las conocemos no se cumplen. En el límite del agujero negro el tiempo se detiene, y dentro de él no tenemos ni idea de lo que ocurre, cualquier cosa de lo más inverosimil podría tener lugar. Pero si a alguien le da curiosidad y tiene ganas de darse una vueltecita por un agujero negro, hay un problema: el viaje no solamente sería sólo de ida, porque nadie puede salir de allí, sino que además la atracción gravitatoria tan brutal que allí tiene lugar nos machacaría antes de que nos diéramos cuenta. Tal vez algunas películas o series de ciencia-ficción hayan sembrado la idea de que los agujeros negros podrían servir para viajar en el tiempo: eso serían en todo caso los agujeros de gusano, de los que hablaremos otro día.

La existencia de agujeros negros todavía no está totalmente confirmada, aunque la mayoría de científicos creen que hay uno o varios en el centro de nuestra galaxia. Es un poco difícil demostrar su presencia, precisamente porque no emiten luz ni energía ni radiación, puesto que nada puede salir de ellos. Pero la definición más divertida de un agujero negro que ha dado el cine se la debemos a Woody Allen en Desmontando a Harry, cuando una prostituta de raza negra le responde Es con lo que me gano la vida, cariño.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola. En mi blog he hablado de viajes en el tiempo y agujeros de gusano. Aunque no profundizo en ese aspecto, sino en las distintas teorías sobre estos viajes. Así que sería interesante una explicación de estos agujeros. Estaré atenta a cuando la pongas.

maria dijo...

Ola, lin o teu correo a Ciencianosa na TVG, noraboa polo blog. Eu estou comezando un de ciencia, sen moito tempo para amplialo. Metereite en enlaces. Bo traballo.
www.lacoctelera.com/cienciaparanormales
Un saúdo.

jalop dijo...

Ola. Moi chulo o teu blog, Maria, xa o teño enlazado. Síntome moi identificado co que dis sobre ter estudios de ciencias e interesarte por temas de letras.

Navaja, no dudes que habrá post sobre los agujeros de gusano (por cierto Maria, ¿se diría buraco de verme en gallego??), pero aun estoy en proceso de documentación sobre el tema de viajes en el tiempo y demás, así que tardará un poco. Saludos

Anónimo dijo...

"ter estudios de ciencias e interesarte por temas de letras".

En este caso a mí me ocurriría lo contrario. En otro lugar donde he publicado lo de los viajes en el tiempo me han preguntado que si estudio física. Nada más lejos de mis aptitudes académicas. Pero mira, fuera del colegio te puede interesar de todo.

Paco Fox dijo...

Yo viera el flim en cuestión. Realmente no hay nada de agujeros negros. Sí que se viaja en el tiempo de una manera extraña: los chavales son atraidos a las recreaciones de asesinos famosos y acaban viajando al lugar y época en los que acontecieron. Claro está, que visitan, por ejemplo, a Drácula, por lo que el aspecto de viaje en el tiempo no hay que tomárselo muy en serio.
Creo que la secuela se centra más en el tema, pero no la he visto.

Cattya dijo...

Hola José

Dices que los agujeros negros no emiten nada, pero creo haber leido que si que existen ciertas radiaciones saliendo de los agujeros negros debido a pares de particulas y antiparticulas que se separan instantáneamente en los límites del agujero, y una de ellas logra escapar. ¿Es esto cierto?

Un saludo y como siempre, muy buen trabajo.

jalop dijo...

Paco, muchas gracias por la información sobre la peli. Tienes razón Cattya, no me quería meter en grandes profundidades en el post, pero sí, Stephen Hawking dice que un agujero negro podría emitir partículas, ya que dentro de él, como las leyes de la física tal como las conocemos no tienen validez, una partícula podría tener una velocidad superior a la de la luz, y por lo tanto escapar del agujero (la partícula puede acelerarse tanto debido paradójicamente a lo "sujeta" que está dentro del agujero negro, ya que por el principio de incertidumbre de Heisenberg, si la posición de una partícula está muy definida, su velocidad resulta incalculable). Lo de los agujeros negros es todo un mundo de hipótesis, así que quien no entienda nada de lo que pone entre paréntesis que tampoco se preocupe :-) Saludos.

La navaja en el ojo dijo...

Mis dos comentarios han aparecido de repente como "anónimos". ¡Qué cosa más extraña!

Los repito aquí:

Hola. En mi blog he hablado de viajes en el tiempo y agujeros de gusano. Aunque no profundizo en ese aspecto, sino en las distintas teorías sobre estos viajes. Así que sería interesante una explicación de estos agujeros. Estaré atenta a cuando la pongas.

"ter estudios de ciencias e interesarte por temas de letras".

En este caso a mí me ocurriría lo contrario. En otro lugar donde he publicado lo de los viajes en el tiempo me han preguntado que si estudio física. Nada más lejos de mis aptitudes académicas. Pero mira, fuera del colegio te puede interesar de todo.

Anónimo dijo...

Después de una supernova es imposible que se forme una enana blanca.