20 septiembre 2006

Walk on water:el milagro de caminar sobre el agua

Cuando fui al cine a ver la película Walk on water (2004), cuyo título, como la mayoría de los lectores del blog sabrá, quiere decir caminar sobre el agua, pensaba que, tratándose de un film israelí, haría alguna referencia al episodio de la Biblia según el cual Jesús se apareció a sus discípulos erguido en medio del Mar de Galilea e invitó a un temeroso Pedro a que se diera también un paseíto sobre las aguas.

Lo cierto es que no era así, la película no mencionaba para nada el tema, sino que se trataba supuestamente de una llamada a favor del diálogo y el buen rollo entre alemanes, judíos y palestinos, y de paso entre homo y heterosexuales, ya que hablaba de la amistad entre dos jóvenes, un alemán gay nieto de un nazi, y un judío hetero que eliminaba a árabes que suponían un estorbo para los servicios secretos de Israel. Lo de supuesto buen rollo lo digo porque, sin revelar nada sobre el final de la película, que está bien realizada y es digna de ver, el director, Eytan Fox, mide con un rasero muy distinto los crímenes cuando los judíos son víctimas y cuando son los asesinos. Pero dejemos a un lado los temas polémicos, que últimamente las susceptibilidades de unos y de otros están muy a flor de piel, y centrémonos en el asunto de caminar sobre las aguas, aunque la película sólo lo mencione en su título.

Ya dijimos cuando hablamos de Instinto básico 2 que el cuerpo humano flota en el agua por una razón muy simple: porque pesa menos, o para ser más rigurosos, porque tiene menos densidad (menos masa por unidad de volumen). En la naturaleza los cuerpos de menor densidad flotan sobre los de mayor densidad; por ejemplo un globo de helio se eleva porque pesa menos que lo que pesaría un globo del mismo tamaño lleno de aire; el aceite flota sobre el agua porque tiene menor densidad, por eso ambos no pueden mezclarse. Y el cuerpo humano flota sobre el agua porque es menos denso, ya que los pulmones están llenos de aire. Quien se hunde en el mar es porque se pone nervioso o porque le da un calambre, pero si nos dejamos llevar inertes siempre flotaremos.

¿Y por qué se flota más en el mar que en un río, una pregunta que se le formula habitualmente al Google (y es que uno se lee la información que le da el contador de visitas y sabe esas cosas)? Pues porque el agua del mar tiene más sal y por lo tanto es más densa que la del río, y cuanto más denso es algo, mejor se flota sobre él. Y volviendo al tema de la Biblia (y así encadenamos esta entrada con la anterior sobre La pasión de Cristo), en el Mar Muerto, situado en plena Tierra Santa, se flota todavía mejor, porque se trata de un lago salado con una concentración de sal diez veces superior a la del océano, alrededor de 350 gramos por litro de agua, es decir un 35 % en peso del agua es sal. De hecho es probable que el Mar Muerto acabe convertido, por la evaporación de agua, en una salina o banco de sal. En un agua así cualquiera puede leer el periódico semisentado como en la foto, o, si es muy hábil, ponerse semierguido encima del agua y, ayudado por la penumbra de la noche, aparentar que está caminando sobre ella. Es fácil adivinar el origen de la leyenda de andar sobre las aguas que recoge este capítulo del Evangelio.

Pero dentro de poco los milagros estarán también al alcance de las máquinas: los ingenieros están trabajando en un robot capaz de caminar sobre el agua, cuyo diseño se basa en los insectos que lo hacen de forma natural. Si la realidad supera a la ficción, la ciencia todavía más.

10 comentarios:

Lanarch dijo...

> el aceite flota sobre el agua porque tiene menor densidad, por eso ambos no pueden mezclarse.

Hum, me parece que esto no lo has explicado del todo bien ;)

Por lo demás, un blog estupendo. Aparezco por aquí de vez en cuando y nunca me decepcionas :D

jalop dijo...

Bueno, muchas gracias :-)

¿Lo del agua y el aceite no se entiende bien? El vino y la gaseosa se mezclan bien, y el refresco de limón y la cerveza también, porque tienen la misma densidad. El aceite en cambio es más ligero, un litro de aceite pesa unos 800 gramos, mientras que un litro de agua (y de vino, y de cerveza) pesa un kilo. Como el aceite es menos denso, siempre va a colocarse por encima del agua, igual que si fuera un corcho o cualquier otra cosa que flota, en lugar de mezclarse con ella.

La navaja en el ojo dijo...

También hay playas en las que, por mucho que avances, sigue cubriendo muy poco. Si es que existió alguien a quien atribuyeron lo de ser el hijo de Dios y no se lo inventaron todo desde el principio; si es que ese alguien hizo algo parecido a andar sobre el agua para hacerles creer a los demás que era un milagro y no fue cien por cien invención del cronista... pues a lo mejor su treta fue avanzar y avanzar sin que le cubriera más... lo de flotar con medio cuerpo fuera no sé yo si colaría. Pero más bien creo que ni siquiera se molestaron en fingir el milagro. Entonces no había cámaras, la gente no necesitaba pruebas gráficas, con propagar el rumor habría bastado.

jalop dijo...

No hablo de milagros, hablo de leyendas populares. La mayor parte de milagros y hazañas que se le atribuyen a Jesucristo eran mitos que ya venían de más atrás, como lo del rey que nace en un pesebre. Como el Mar Muerto es tan denso y permite que se flote tanto en el agua, me parece bastante probable que generara leyendas de personas o seres capaces de andar sobre el mar (igual que los bosques gallegos tan espesos generaron la leyenda de la santa compaña, o lo mismo en los bosques alemanes con los gnomos y todas estas criaturas), y es lógico que a Jesucristo, como ser milagroso, también le adjudicaran ese talento. Naturalmente todo esto es especulación, pero apostaría a que si Jesus hubiera sido de otra región donde no hubiera un lago tan salado, esa historia de andar sobre las aguas no estaría en la Biblia.

No solo es que no hicieran falta pruebas gráficas, es que además los evangelios se escribieron muchos años después de que pasaron los hechos, y además la iglesia eligio los envangelios que le dio la gana rechazando otros, con lo cual tuvieron tiempo de diseñar la historia a su gusto.

Lanarch dijo...

> Lo del agua y el aceite no se entiende bien? El vino y la gaseosa se mezclan bien, y el refresco de limón y la cerveza también, porque tienen la misma densidad.

Me refería a que es por lo de la inmiscibilidad, también.

jalop dijo...

Pues eso, dos líquidos que tengan distinta densidad nunca se pueden mezclar

Anónimo dijo...

Disculpe mi impertinencia pero creo que según la Biblia Jesús no anduvo sobre las aguas del Mar Muerto sino sobre "el mar de Galilea", que en realidad es un lago bastante más pequeño que el Mar Muerto.

Un ferviente científico-evangélico

jalop dijo...

Uuuups, pues tiene usted razón, la Biblia no habla, como creía recordar, del Mar Muerto, sino del Mar de Galilea, que además es un lago de agua dulce, con lo que flotar sobre el agua es bastante más complicado. A pesar de todo, sigo en mis trece, creyendo que la leyenda de caminar sobre el agua tiene su origen en la alta densidad del Mar Muerto, que está en la misma región que el mar de Galilea. Pero hay quien tiene otras teorías, en esta web unos científicos achacan el origen de la leyenda a un trozo de hielo flotante:

http://www.clarin.com/diario/2006/04/06/sociedad/s-04202.htm

Anónimo dijo...

De nuevo el científico-evagélico:

puede vuesa merced tutearme. He tenido la suerte de visitar el Mar Muerto y me resulta harto complicado imaginar que alguien sea capaz de incorporarse sobre él. Quien intente tal proeza más que un Mesías milagroso debe parecer un ganso con espasmos.
Respecto a la teoría del hielo me parece curiosa. Quizá fuera así. No tengo ni la más remota idea, aunque opino que es bastante inútil intentar buscar explicaciones racionales a lo que dice la Biblia. A ver quién es el guapo que explica cómo diantres hace una zarza en llamas para hablar, o cómo se crea el mundo en seis días.

Por cierto, muy interesante su blog.

Anónimo dijo...

caminar sobre las aguas significa caminar(andar con..) sobre las aguas(gente:iglesia)
Jesus en estos dias es JESUCRISTO HOMBRE Dr. Jose Luis de Jesus Miranda,el está caminando con su iglesia por eso el no se hunde (mucha sal: evangelio de la gracia) En cambio Pedro,que representa a todo el sistema religioso,como no tiene sal o sea el verdadero evangelio,se hundió,esto significa que ese sistema no es el escogido para caminar con la iglesia del Señor (JLdJM)
Bendecidos!