19 abril 2006

Instinto básico 2: un cadáver en remojo

Volvemos a hablar hoy de nuestra vieja amiga Catherine Trammell, cuyas nuevas aventuras podemos disfrutar en nuestras pantallas desde hace algunas semanas. Ya sabemos que por donde pasa esta mujer empieza a morir gente de forma un tanto extraña, y esto ocurre al comienzo de Instinto básico 2. Un pobre incauto que viajaba en su coche fallece cuando el vehículo cae al agua, y la policía necesita saber si la muerte se produjo al ahogarse, o si el hombre ya llegó al agua muerto por sobredosis de sustancias de las que no venden en el Corte Inglés.

El caso es que esta duda no tiene mucha razón de ser, porque es muy fácil saber si alguien se ha ahogado o si ha caido al agua después de muerto: solo hay que ver si flota, o en que estado se encuentra, porque la visión de un ahogado es muy desagradable. El cuerpo humano flota en el agua porque nuestros pulmones están llenos de aire, y todos podemos comprobarlo dejándonos llevar y haciendo tranquilamente el muerto al bañarnos, sobre todo en agua salada, que es más densa, y por lo tanto nos deja flotar con más facilidad; en cambio un ahogado se hunde, porque sus pulmones están llenos de agua. Aunque alguien caiga al mar o al río inconsciente y no haga un esfuerzo por respirar, las vías respiratorias se abren de par en par de forma automática cuando nos falta el oxígeno, por lo que es inevitable tragar agua. El líquido desencaja y deforma las facciones, y además hace que pesemos más y que nos hundamos. En fin, que en el manual del buen asesino hay un capítulo que indica la necesidad de atar el cadáver de la víctima a una roca del fondo del mar si no queremos que flote y lo encuentren; en cambio con los ahogados no son necesarias tantas precauciones.

3 comentarios:

La navaja en el ojo dijo...

Es que los guionistas deberían ver más CSI. No, en serio. Cuando es la serie de más éxito es que todo el mundo ha visto por lo menos un capítulo y ya es muy difícil que nos engañen con cosas como la que cuentas del ahogado en las películas o en otras series. Espcialmente en las películas queda muy cutre que tengan menor nivel de documentación que en una serie. Ya sé que no todo lo que sale en CSI es real, pero hay cosas que se van aprendiendo.

Anónimo dijo...

Disiento con el post...todo perfecto hasta que pasa un tiempo. ¿Que ocurre entonces con los gases derivados de la descomposición del cadaver? Que hacen que este salga a flote. Evidentemente, esto sucede un tiempo despues del fallecimiento, pero ocurre (hasta que claro, la propia descomposición crea huecos por los que se puede escapar el gas). Asi que yo si que ataria el cadaver al fondo. Por lo menos, me da unas semanas de tiempo para desaparecer.

jalop dijo...

Es cierto, buena puntualización. Los gases producto de la descomposición del cuerpo lo hacen hinchar, elevando su volumen y por lo tanto disminuyendo su densidad hasta que se hace más ligero que el agua y flota. Este proceso tarda en producirse desde unos pocos días en aguas más calidas a semanas o meses en aguas más frías, que conservan mejor el cadáver. No obstante, este ascenso del cadaver es provisional, puesto que una vez salido a flote y liberado de los gases que lo hinchan, vuelve a "desinflarse" y se hunde de nuevo, esta vez de forma definitiva. Estamos hablando siempre de los ahogados, los que caen al agua muertos flotan desde el primer momento. Saludos