30 marzo 2009

Cohetes y selenitas

Hace ya algún tiempo escribí una entrada sobre la luna, centrándome en las historias de hombres lobo y los temas esotéricos vinculados con nuestro satélite. Hoy retomo este tema, no por el estreno de ninguna película, sino porque tengo en el salón un poster de La mujer en la luna de Fritz Lang con un bonito cohete y esto me trae a la mente con mucha frecuencia un artículo, o tal vez un libro, que leí hace tiempo.

Contaba como, muy poco antes de que Mélies rodara su Viaje a la luna en los albores del cine (1902; se trata de la película que incluye la famosa escena de nuestro satélite con un cohete incrustado en el ojo), se pensaba que un viaje espacial de esas dimensiones era sencillamente imposible según los físicos de aquel tiempo. Para poder enviar algo a la luna, el problema no era la distancia; de hecho, por entonces Einstein todavía no había planteado que es imposible superar la velocidad de la luz e imaginarse un medio de transporte de velocidad infinitamente grande no suponía vulnerar ninguna ley física, pero sí era un serio problema el cómo librarse de la gravedad terrestre.

Si tiramos un objeto al aire, sabemos que ascenderá durante un rato pero la fuerza de la gravedad lo hará caer. La altura que logra alcanzar está en función de la velocidad con la que parta; existe una velocidad tan alta, que lanzando nuestro objeto a dicha velocidad, cogería tanta altura que lograría alejarse lo suficiente para que la gravedad terrestre dejara de influir sobre él; en ese caso ya no regresaría a la superficie terrestre sino que se quedaría en órbita. Esta velocidad límite se llama velocidad de escape y se estima en algo más de 11 kilómetros por segundo, que no está nada mal, pero que es insignficante comparada con la de luz, de ahí que ésta pueda salir al espacio exterior sin problema.

Pero alcanzar esa velocidad de escape es imposible, protestaban los físicos de finales del XIX; el disparo necesario para lanzar algo a esa velocidad, no digamos una nave de ciertas dimensiones, destrozaría cualquier material.

Parecía que la posibilidad de la existencia de los selenitas, los habitantes de la luna, se mantendría siempre en la incógnita. Incluso cuando ya se había inventado el motor de explosión, muchos científicos eran incapaces de ver la solución al problema cuando la tenían prácticamente delante de sus narices: el cohete.

Efectivamente, es muy problemático conseguir proporcionar de golpe toda la energía para burlar la gravedad terrestre, pero se puede usar un motor cohete, que de forma esquemática no es más que una variante de un motor de automóvil, que vaya suministrando poco a poco esa energía durante el ascenso de la nave espacial. Este motor obtiene su fuerza de la expulsión de gases que se queman en su interior, o más raramente en el exterior del motor.

A pesar del uso de motores muy similares al del cohete en los aviones, basados en el mismo principio físico, el enigma de los selenitas no se resolvería hasta que a finales de los años 50 del pasado siglo los soviéticos fotografiaron la cara oculta de la luna, que resultó ser tan aburridilla como la ya vista. Pero el caso es que la realidad muchas veces supera, no sólo a la ficción, que por supuesto, sino a las convicciones de algunos hombres de ciencia de su época.

22 comentarios:

pony dijo...

acabo de empezar a leerte. Me has enganchado. ¡Este blog promete!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Hoy es un día de descubrimientos. Este blog lo he encontrado por casualidad y es verdaderamente alucinante e interesante. Lo linkeo al mio para que lo vea más gente y puedan descubrir esta gran página.
Saludos
Nos leemos

Ras Alhague dijo...

Acabo de llegar desde Malaciencia. Por lo visto tiene bastantes cosas en común, así que, si me gusta aquél, supongo que éste también me atrapará... y por lo que vengo leyendo, tal como dicen Pony y Crowley, efectivamente es un blog buenísimo.
Felicidades!

Ras Alhague dijo...

Jeje, he vuelto... Sólo para decir que también te acabo de agregar a mi blogroll. Guau... parece que este sitio es adictivo al instante. No sé que tiene... gráficamente está bien organizado, es prolijo... y los contenidos son por supuesto muy buenos... Pero es raro, es como que hay una voz de fondo que dice: "linkéame, linkéame, linkéame..."
Debe ser un widget secreto que tiene esta función. ¿Después me lo pasas?

Dillinger is dead dijo...

Muchas gracias por los comentarios, Ras. Lamentablemente he dejado de actualizar el blog por los típicos problemas de tiempo. Pero ahí queda el archivo de posts a vuestra disposición.

Saludos.

Lucia dijo...

Les dejo el link donde habrá una entrevista a Agostinelli acerca de su último libro y la cultura argentina en relación con los extraterrestres.

http://www.terra.com.ar/canales/tu-entrevista/tu-entrevista.html

saldrá el miercoles a las 17 hs

Démeter dijo...

Señor dead Dillinguer, le hechamos mucho de menos. ¿Volverá a escribir alguna entradita sobre cine sci-fi? Aunque no hagamos comentarios, estamos aquí y somos muchos (el tono "spooky" es intencional). Espero que tenga algún poco de tiempo en uno de estos meses. Saludos

Dillinger is dead dijo...

Démeter,muchísimas gracias. Decidí dejar de bloggear para dedicar tiempo a otras cosas pero el gusanillo ha seguido ahí y he acabado creando nuevos blogs ... decididamente soy un adicto.

Sé que tenía muy buenos lectores en ciencia vs. ficción y lo echo de menos, pero lo cierto es que ahora estoy en otros asuntos. Lamento decir que no proyecto escribir nuevas entradas a corto - medio plazo, pero ¿quién sabe?

Un beso y gracias de nuevo.

Anónimo dijo...

Señor Dillinger. Por qué en sus notas cuando se refiere a ciencia-ficción hay tan pocas referencias a autores españoles o latinos. La mayoría son anglosajones. Pienso que debería leer más autores de habla natal hispana.

Carolina dijo...

Hola!
Llegué por la página del portal de ciencia ficción y me encontré con esta entrada. Es una casualidad (quizá) que mi intención desde mi blog sea también escribir sobre ciencia. La dirección es: www.solootraaficionada.blogspot.com
Me gustaría poder explicar a la gente cosas sencillas pero sumamente interesantes sobre la ciencia que he aprendido a lo largo de mi carrera (soy Bioquímica)
Ojalá me visiten, y así podamos hacer una especie de intercambio INTER-BLOGS ;)
Que tengan buen día (y buen fin de semana).
Saludos cordiales
Carolina

Dillinger is dead dijo...

Gracias por el comentario, Carolina. Estás enlazada; saludos.

Carolina dijo...

Hola Dillinger,
Muchas gracias por la buena onda. Ya veo que estoy entre los blogs, y que sos uno de mis seguidores. Ojalá todos tengan tan buena onda.
Un abrazo inter-blogs ;)
saludos!
Carolina B

Tembleque dijo...

Buen post! Aprovecho para recomendarte este libro, que está siendo una de las revelaciones de la temporada. Trata sobre la “revolución” de las máquinas contra los humanos y con la peculiaridad que todos los elementos tecnológicos que aparecen en la historia son reales. Espero que guste. Aquí tenéis el enlace.

http://www.daemonlanovela.com/

Gen dijo...

Hace poco que os sigo, pero me parecéis muy prometedores.

Quiero intercambiaros con mi blog para que estemos en contacto.

www.kintoop.com

NOs leemos!!!

Anónimo dijo...

La gente no lee las fechas de los envíos, ¿verdad?

Luz dijo...

Me encanto el blog, la verdad es que creo que muchas de estas cosas (invenciones presentes y futuras) estan basadas en ideas que muchas veces salieron de films como este

http://www.cinecf.com.ar/2010/05/dvd-extra-trailers-de-ciencia-ficcion.html

Beso a todos!

Luz

Anónimo dijo...

Sí, promete que te cagas. Lleva año y medio parado... juas juas juas

Anónimo dijo...

Hola me encanta todo lo que escribis. La ciencia ficción me alucina y la literatura me evade mucho.
Aconsejo leer "EL BRILLO DEL METAL -El renacer de la dama-"
Es la primera parte de una trilogía de ciencia ficción.

Jean Sol Partre dijo...

Qué chulo, aquí va otra cosilla parecida:
http://literaturaconciencia.blogspot.com/2011/03/blancanieves-y-las-propiedades-de-las.html

Anónimo dijo...

Hola, la ciencia ficcion usualmente no abarca los detalles de la realidad... pero es interesante como algunos autores se la ingenian para que la historias narradas sean coherentes y se adapten bien a lo que desean presentar. Hay un libro que estoy leyendo, que me ha gustado, se llama Genticks, del autor Ariel Agrioyanis, y que trata acerca de una chica nacida en marte, que viaja a la Tierra por primera vez, y luego de muchas aventuras va descubriendo los secretos que envuelve el planeta. Tiene muchas explicaciones fisicas que no se si seran reales, pero el autor, aparentemente se esforzó para hacerlo creible.
Olivia Drury Aguedas, Chile

Anónimo dijo...

Hola, la ciencia ficcion usualmente no abarca los detalles de la realidad... pero es interesante como algunos autores se la ingenian para que la historias narradas sean coherentes y se adapten bien a lo que desean presentar. Hay un libro que estoy leyendo, que me ha gustado, se llama Genticks, del autor Ariel Agrioyanis, y que trata acerca de una chica nacida en marte, que viaja a la Tierra por primera vez, y luego de muchas aventuras va descubriendo los secretos que envuelve el planeta. Tiene muchas explicaciones fisicas que no se si seran reales, pero el autor, aparentemente se esforzó para hacerlo creible.
Olivia Drury Aguedas, Chile

Oz dijo...

Excelente post amigo, muchas gracias por compartirlo, da gusto visitar tu Blog.
Te invito al mio, seguro que te gustará:
http://el-cine-que-viene.blogspot.com/

Un gran saludo, Oz.